Saltar al contenido
GDPR PDF

Multas por infracción del GDPR

GDPR

El GDPR impone multas rígidas a los controladores y procesadores de datos por infracciones relacionadas con el procesamiento de datos.

Cada país es responsable de multar donde se produzca la infracción.

Los siguientes 10 criterios son los que se tienen en cuenta a la hora de establecer una multa:

 Naturaleza de la ofensa:

El número de personas afectadas, , la duración de la infracción y el propósito del tratamiento.

Intención:

Si el delito es intencional o negligente.

Reducción:

¿Se ha hecho algo para reducir el daño causado?

Antecedentes:

¿Existen antecendentes?


Cooperación:

¿Cuál fue la cooperación de la empresa con la autoridad supervisora ​​para remediar la infracción?

Tipo de datos:

¿Qué tipos de datos se han abusado en la infracción ?

Notificación:

Si la infracción ha sido informada proactivamente a la autoridad supervisora ​​por la propia empresa o por un tercero.

Certificación:

Si la empresa se ha evaluado bajo las certificaciones aprobadas o no

Otros:

Otras circunstancias agravantes o atenuantes.

Medidas preventivas:

¿La empresa había tomado medidas preventivas para evitar el mal uso de los datos?